Los tratamientos actuales con quimioterapia para el cáncer de próstata resultan muy eficaces en los casos en los que el tumor es pequeño y se ha diagnosticado en fases iniciales; sin embargo, para los que son más grandes y están más desarrollados las opciones disminuyen debido a que hay un acúmulo de las células que suprimen la respuesta inmune ante el cáncer. La buena noticia es que por fin podría haber una alternativa más eficaz en estos casos, tal y como explica un estudio en el revista «Nature».

Los investigadores de la Universidad de California-San Diego (EE.UU.) han descubierto que el bloqueo o la eliminación de estas células inmunosupresores posibilita un tipo especial de la quimioterapia, así como la activación de las células inmunes, que es capaz de matar los tumores de próstata. Esta nueva terapia combinada, llamada ‘quimioinmunoterapia’, ha logrado la remisión completa o curación en modelos de ratón de cáncer de próstata avanzado.

El cáncer de próstata avanzado o metastásico no responde habitualmente a la quimioterapia y no lo hacen tampoco a un nuevo tipo de fármacos prometedores basados en la inmunoterapia, los inhibidores de los puestos de control o ‘check-point’, que impiden que se desarrollen los mecanismos de encubrimiento de las células cancerosas, de manera que hacen que el propio sistema inmunológico combata mejor el cáncer. Se cree que esta resistencia específica en los cánceres de próstata avanzados se debe en parte a las células B inmunosupresoras, que son más comunes en estos tumores en los ratones, así como en el cáncer de próstata avanzado y metastásico de los humanos. Como su nombre indica, estas células mantienen el sistema inmunológico desactivado, lo que hace que la mayoría de las terapias sean ineficaces y permite que los tumores malignos crezcan sin control.

Tumores resistentes

En el estudio los investigadores han trabajado con tres modelos diferentes de cáncer de próstata avanzado de ratón. Los tres eran resistentes a dosis bajas del fármaco oxaliplatino, que tiene la capacidad de activar las células inmunes que matan el cáncer. Pero cuando los investigadores bloquearon el desarrollo o la función de las células B inmunosupresoras o las eliminaron por completo antes de tratar a los ratones con dosis bajas de oxaliplatino, los tumores de próstata fueron casi completamente destruidos por las propias células inmunes de los animales. El equipo obtuvo resultados similares cuando combinaron bajas dosis de oxaliplatino con un inhibidor de ‘check-point’.

«Uno de cada siete hombres será diagnosticado de cáncer de próstata durante su vida»

Debido a que se ha constatado la presencia de este tipo de células B en el cáncer de próstata humano, los investigadores consideran que se debería probar su estrategia en pacientes. Uno de cada siete hombres será diagnosticado e cáncer de próstata durante su vida.

Los investigadores señalan además que células inmunosupresores B similares están presentes en otros cánceres humanos. Por eso, el autor principal, Michael Karin, cree que «la inmunosupresión mediada por células B podría ser la causa por la que otros tipos de cáncer también son insensibles a los inhibidores de ‘check-point’». Y, por ello, espera que la ‘quimioinmunoterapia’ tenga aplicaciones más amplias para muchos otros tipos de cáncer.

Fuente: Abc

×