Investigadores chinos comenzaron las pruebas clínicas de un nuevo medicamento contra el lupus, dio a conocer hoy la Academia de Ciencias de China (ACCh).

El nuevo medicamento, SM934, es un derivado del artemisinin soluble en agua, y fue aprobado por la Administración Estatal de Alimentos y Medicinas (AEAM), el órgano de supervisión farmacéutica de China, indicó la ACCh. Sus investigadores en Shanghai dedicaron 15 años al desarrollo del nuevo medicamento.

El lupus, técnicamente conocido como lupus eritematoso sistémico (LES), es un desorden autoinmune que puede dañar las articulaciones, riñones, corazón, pulmones, cerebro y sangre de la persona que lo padece. En ocasiones el enfermo presenta un salpullido característico en forma de mariposa en la cara.

La terapia tradicional para la enfermedad potencialmente fatal, en la que el cuerpo ataca a sus propios tejidos y órganos, es una combinación de glucocorticoides y agentes inmunosupresores que pueden comprometer el sistema inmune de los pacientes a largo plazo.

La ACCh indicó que Estados Unidos aprobó un medicamento en 2011, pero el acceso a ese medicamento es limitado debido a su elevado precio.

Sin embargo, más de diez años de investigación demostraron que el SM934 puede modular las respuestas autoinmunes y «restablecer el equilibrio inmunológico del cuerpo», explicó la ACCh.

Si las pruebas clínicas resultan exitosas, éste podría ser el primer medicamento químico viable contra el lupus en entrar al mercado desde 1955.

Los datos de salud más recientes señalan que varios millones de chinos padecen actualmente de lupus eritematoso sistémico.

Fuente : Spanish.peopledaily

×